planeta agotado

Y el Mundo se paró

…y se paró, para que nosotros nos bajáramos

Se paró porque estaba agotado de girar y girar y que nadie le hiciera caso. Que no atendieran a sus ruegos  de asfixia por nuestros malos humos, a sus miles de heridas por deforestación, por extraer de sus entrañas materiales inútiles para nuestras vacías vidas llenas de objetos inertes y de aparentar que ya no tienen sentido si no hay gente a la que mostrarlos.

Se paró para que estuvieras frente frente con tu yo desconocido, ese que no permitías que saliera porque no existía el tiempo ni los ojos dignos de contemplarlo.

Diferentes valores, escenarios, personas  que suelen cambiar de golpe sin avisar cuando se tambalea su inercia, su rutina. Proyectos  aplazados o tal vez cancelados ya que no son nada sin un camino sólido y real donde materializarlos.

Y por una vez y solo por una vez, la naturaleza sale beneficiada porque como bien dice el refrán: «no se le pueden poner puertas al campo» y cada cierto tiempo la Tierra golpea fuertemente avisando a su paso a través del agua, el fuego, el viento o haciendo temblar el suelo bajo tus pies.

Puedes hacer lo que quieras o puedas con el tiempo pero de nada sirven los avisos si no hay una reacción a la acción.

Este modelo ya no se sostiene, está obsoleto, la única verdad está en que amanece cada día y el dinero como energía que seguirá moviéndose de mano en mano en un bucle infinito con el único fin, la mayoría de veces, de la individualización.

Ya lo has visto, no estás aislado del mundo, lo que pasa al otro lado repercute en cada uno tarde o temprano, a veces es un proceso inapreciable a la vista como una gota de agua erosionando una roca día tras día.

Es hora de pensar como comunidad valorando el papel que cada uno de los seres vivos tiene en el planeta, desde el respeto y la toma de conciencia.

Observa la vida, la naturaleza ocupa su lugar  y como en cualquier manada del mundo animal el más fuerte es el que perdura generación tras generación mejorando su especie.

Reflexiona, haz posible el cambio, no se trata de volverse “una persona de las cavernas”  si no de tener muy presente que tus acciones y pensamientos crean el mundo que tienes alrededor.

Hay tiempo, lo que quedan son pocas oportunidades más.

VHappy my friend 😉

2 Respuestas a “Y el Mundo se paró”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *