comida vegana vhappy Foodtopía

Foodtopía, comida tradicional y sostenible

La posibilidad de fomentar valores de sostenibilidad, solidaridad y salubridad son posibles a la vez que se ofrecen alimentos de calidad, tradicionales y para todos los gustos en los establecimientos de comidas para llevar de Foodtopía. 

Hemos nombrado como Estrella del mes de junio a este maravilloso proyecto que comenzó su andadura en Murcia intentando dejar la mínima huella ecológica a su paso. Hablamos con ellos y nos cuenta lo siguiente : 

¿Qué nos ofrece Foodtopia y cúales son sus especialidades?

Foodtopia se mueve en un campo extraño, pues sus valores de ingesta saludable, recetas tradicionales de cuchara, cultivos biológicos, lucha contra el cambio climático etc, necesariamente nos conducen a la cocina vegana cada día más.

En Foodtopía, los platos que aún no son veganos llevan pocos ingredientes no veganos y en menor cantidad. Pensamos que debe existir una gradación para deshabituarse de los temas cárnicos, que por otra parte causan más del 50% de los gases de efecto invernadero, entre otros efectos colaterales no deseados.

Lo normal en Foodtopia es encontrar platos tradicionales salteados y de cuchara anclados en la memoria del gusto. Especial relevancia tienen para nosotros los potajes de verduras con legumbres y cereales, que proceden de la cocina de toda la vida.

¿Cuál fue la motivación del equipo de Foodtopia para iniciar esta aventura y cuáles han sido los mayores retos?

Los cuatro fundadores de Foodtopia somos mayores y procedemos del mundo alimentario (ingeniería, restauración…) Queríamos que nuestro último proyecto fuera un legado positivo ante tanta herencia perversa que vamos a dejar a las futuras generaciones. Esa es nuestra motivación. No es sensato que el actual sistema alimentario global este plagado de perversiones, y las administraciones públicas se evadan del problema, un problema que afecta principalmente a las colectividades vulnerables y la salud pública.

Los retos vienen de la mano del tipo de cocina que queríamos hacer. Esto, nos ha conducido a crear nuestras propias tecnologías de procesos, que solo van a estar a disposición de quienes compartan con nosotros los valores que nos impulsan.

¿Qué valores trata de difundir Foodtopia  y con qué herramientas lo está logrando?

El léxico de Foodtopía gira en torno a la soberanía alimentaria, luchas contra el cambio climático, plásticos NO (el mejor envase es el que no existe),  seguridad alimentaria, autosuficiencias, soberanía alimentaria, ingredientes bio, ingesta saludable, reducción del gasto sanitario, cultivos promisorios, ubicación en barrios, eficiencia energética…

La expansión del Proyecto Foodtopía comienza ahora a nivel nacional y estamos obligados por coherencia básica a focalizarnos inicialmente y priorizar el cuidado de la ingesta de colectivos vulnerables y personas en riesgo de exclusión. Son personas que deben ser correctamente alimentadas fuera de conceptos de caridad, donaciones e improvisación, que deben ser sustituidos por razones de justicia y solidaridad.

No olvidemos que esta pandemia ha demostrado que un colapso de abastecimiento de un trozo de tela con dos gomitas ha puesto en jaque al mundo. La continua agresión a la Tierra, acidificación del suelo etc puede traernos, toquemos madera, colapsos alimentarios para los que hay que estar preparados.

¿Por qué decidisteis ofrecer opciones Veganas en vuestros establecimientos?

Porque las opciones veganas cuadran perfectamente con nuestros objetivos y retos. De hechos las consideramos un objetivo más que queremos potenciar. Pero reconocemos que en nuestro debate interno estamos apostando por una progresión más que en una opción drástica.

La “desintoxicación”, para ser viable debe ser paulatina y con platos anclados en la tradición. Incluso a algunos de nosotros nos molesta un mimetismo hacia los platos cárnicos que consideramos innecesaria. El recetario tradicional de las naciones está plagado de platos veganos que no pretenden imitar el recetario cárnico.

¿Creéis que la plataforma VHappy ayuda a la Comunidad Veggie y Eco a llegar a establecimientos como los vuestros?

Bueno, por todo lo expuesto y visto lo que estáis haciendo, pienso que sí.

Especialmente en esta época el fomento de los pequeños comercios de barrio que ofrecen productos de cercanía se hace esencial y VHappy se enmarca como herramienta de referencia para ello entre la Comunidad Veggie y Eco. 

¿Quieres encontrar a Foodtopía? Ya cuentan con 13 locales y siguen creciendo. Encuéntralos ya en VHappy y comparte tu experiencia 🙂 

planeta agotado

Y el Mundo se paró

…y se paró, para que nosotros nos bajáramos

Se paró porque estaba agotado de girar y girar y que nadie le hiciera caso. Que no atendieran a sus ruegos  de asfixia por nuestros malos humos, a sus miles de heridas por deforestación, por extraer de sus entrañas materiales inútiles para nuestras vacías vidas llenas de objetos inertes y de aparentar que ya no tienen sentido si no hay gente a la que mostrarlos.

Se paró para que estuvieras frente frente con tu yo desconocido, ese que no permitías que saliera porque no existía el tiempo ni los ojos dignos de contemplarlo.

Diferentes valores, escenarios, personas  que suelen cambiar de golpe sin avisar cuando se tambalea su inercia, su rutina. Proyectos  aplazados o tal vez cancelados ya que no son nada sin un camino sólido y real donde materializarlos.

Y por una vez y solo por una vez, la naturaleza sale beneficiada porque como bien dice el refrán: «no se le pueden poner puertas al campo» y cada cierto tiempo la Tierra golpea fuertemente avisando a su paso a través del agua, el fuego, el viento o haciendo temblar el suelo bajo tus pies.

Puedes hacer lo que quieras o puedas con el tiempo pero de nada sirven los avisos si no hay una reacción a la acción.

Este modelo ya no se sostiene, está obsoleto, la única verdad está en que amanece cada día y el dinero como energía que seguirá moviéndose de mano en mano en un bucle infinito con el único fin, la mayoría de veces, de la individualización.

Ya lo has visto, no estás aislado del mundo, lo que pasa al otro lado repercute en cada uno tarde o temprano, a veces es un proceso inapreciable a la vista como una gota de agua erosionando una roca día tras día.

Es hora de pensar como comunidad valorando el papel que cada uno de los seres vivos tiene en el planeta, desde el respeto y la toma de conciencia.

Observa la vida, la naturaleza ocupa su lugar  y como en cualquier manada del mundo animal el más fuerte es el que perdura generación tras generación mejorando su especie.

Reflexiona, haz posible el cambio, no se trata de volverse “una persona de las cavernas”  si no de tener muy presente que tus acciones y pensamientos crean el mundo que tienes alrededor.

Hay tiempo, lo que quedan son pocas oportunidades más.

VHappy my friend 😉

economia circular

Recorrido por una Economía azul sostenible y beneficiosa para las empresas

Cómo generar beneficios a la vez que ser respetuoso con el medio ambiente y la sociedad

 “Ciclo de vida se refiere a un movimiento circular, proyectado en el tiempo, donde lo que muere sirve de nacimiento para la repetición del mismo ciclo. De esta manera, el nacimiento de una semilla implica la muerte en el ciclo de vida de un fruto o flor.”

De esta manera todo se aprovecha y nada queda fuera, y es de algo parecido de lo que queremos hablaros hoy; de la famosa economía circular o blue economy.

Esta economía rechaza  la economía verde que pretende ofrecer productos ecológicos que respetan  el medio ambiente pero que solo son  accesibles a un sector de la población con alto poder adquisitivo.

La economía azul  fue creada por  el economista y empresario Gunter Pauli, que propuso imitar  a la naturaleza para ser más eficientes creando un modelo empresarial sostenible y  competitivo con beneficios medioambientales, financieros y sociales.

 El objetivo es desarrollar economías sostenibles, en las cuales el uso que se realiza de los recursos naturales no supere la tasa de renovación de los mismos, generando así un efecto dominó que ahorre costos teniendo como resultado un producto final más barato y competitivo.

 Para ello, debemos  trabajar en el ámbito educativo y simplificar  las tecnologías de manera que los desechos de un proceso sean la materia prima de otros cerrando de este modo el ciclo.

Que la tecnología sea lo más simple posible es fundamental pues posibilita mayor difusión y apropiación de las técnicas a nivel local generando nuevos puestos de trabajo.

¿Te suena la regla de la 3P´s? People + Planet + Profit . Fue formulada en 1994 por John Elkington y hace referencia  al rendimiento de una empresa  en 3 dimensiones: la social (personas / people), la medioambiental (Planeta / Planet) y la económica (beneficios / profit).

La incorporación de la sostenibilidad en una empresa  necesita  la fusión  de 3 estrategias básicas:

1. Cambio cultural, que viene del impulso de un paradigma ecointeligente que afecta a todos los niveles, equipos e individuos de la organización.

2. Colaboración abierta, es decir, la práctica de un diálogo y desarrollo conjunto con los grupos de interés de la empresa que lleve a inspirar un cambio de mayor alcance.

3. Ecoinnovación, o el replanteamiento de los procesos operativos y productivos para reducir la huella ecológica y desarrollar nuevos productos y servicios sostenibles.

Estamos en un momento convulso de la historia de la humanidad en la que los viejos paradigmas ya no sirven, por lo que resulta fundamental que las empresas se unan con nuevos modelos como éste pero asegurándoles  una clara ventaja competitiva.

VHappy my friend

Naturaleza absorvida por el consumismo

Consumo sostenible de una naturaleza agotable

«Que produzca la tierra toda clase de plantas, que produzca el agua toda clase de animales, y que haya también aves que vuelen sobre la tierra Que tengan muchas crías y llenen los mares ..»

¿Qué os pasó por la cabeza cuando os llegaron estas palabras? Nosotrxs  pensamos que la conciencia ambiental era, o es aún para algunxs, tan antigua como la creación del mundo; cada ser vivo alberga en sí la perfección absoluta y al mismo tiempo es tan fácil romper esa armonía… También nos suena a que hoy en día damos por hecho que esto es un grifo de recursos que nunca se agotará, el cual nos lleva a un consumo irresponsable e incontenible de cosas innecesarias en su mayoría.

Religiones aparte queremos haceros reflexionar acerca del modo de interactuar que tenemos con la naturaleza

Los seres humanos hemos hecho de la naturaleza nuestro  pozo de los deseos  hasta las últimas consecuencias. Pero ¿Hasta qué punto somos dueños y señores de cada uno de los seres vivos que conviven con nosotros? ¿Seremos  capaces de hacer un buen uso de los recursos naturales o seguiremos gestionándolos penosamente?

¿Nos encontramos tan carentes  de emociones verdaderas que solo nos queda saciarnos de posesiones que nos den ese subidón momentáneo?

Bien es cierto que esto es una situación que solo se da en ciertos países “privilegiados” en los que la supervivencia  no es el pensamiento primario  cada amanecer.

El consumismo consiste en adquirir y desechar bienes en plazos muy breves por razones de moda o prestigio  más que por una necesidad, todo ello fomentado por la publicidad y valores que en la sociedad en la que vivimos se nos inculca.

Antiguamente  las actividades humanas se basaban en satisfacer las necesidades primarias (alimentación, vivienda y vestido) siendo el impacto ambiental mínimo, pero conforme pasaron los siglos la humanidad fue creando unas necesidades secundarias  no indispensables para sobrevivir.

Durante la extracción de recursos naturales se obtienen materias primas y energía de la naturaleza para producir bienes y servicios. Muchos de estos recursos no son renovables o se regeneran muy lentamente, lo que supone una alteración de los ciclos o la capacidad de regeneración de algunos y  por otro la producción de  materias primas y energía  contaminante. También hay que tener en cuenta que  en la producción y distribución de los productos muchas veces el precio no refleja el coste ambiental o social real (contaminación o  mano de obra barata) que afectan a la salud y calidad de vida de las personas.

Al final de toda esta cadena de montaje están, por supuesto ,muchos de estos productos que acabaran en vertederos o quemados para su valorización energética, ya que la  producción de basura se ha duplicado en las últimas 3 décadas siendo su gestión un gran problema.

El envasado excesivo, agricultura y ganadería intensiva, la obsolescencia programada de la industria tecnológica, o la “fast fashion” son algunos de los numerosos ejemplos por los que ya se dice  que necesitaríamos 3 planetas para cubrir el ritmo actual de consumo. Una de las razones por las que además se promueve una alimentación vegetal es para paliar ese excesivo uso de las tierras para el ganado.

En fin, todo esto no es nuevo, nos llega mucha información desde todos los flancos, pero solo cuestiónate la próxima  vez que vayas a comprar  lo siguiente: ¿Para qué lo haces? y  sobre todo ¿Desde dónde lo haces?… ¿parte de una necesidad o quizá  de una carencia programada de consumo?

Tal vez cuando no nos sintamos separados de la naturaleza estaremos un paso más cerca de la Unidad  y será entonces cuando nos demos cuenta de que las palabras “Él tendrá poder sobre los peces, las aves, los animales domésticos y los salvajes, y sobre los que se arrastran por el suelo” tenía más que ver con una cuestión de responsabilidad que de poder.

VHappy my friend 😉